Cuando nos planteamos cambiar la puerta de entrada a nuestro hogar surgen las dudas sobre cuál será la puerta de seguridad más adecuada. Blindada, acorazada, semiacorazada… son algunos de los términos que pueden crear confusión entre los clientes. A través de este artículo intentaremos aclarar las diferencias más importantes.

Puerta blindada

Son puertas cuya estructura de marco y su hoja están realizada en madera y cubierta con una ligera plancha de acero/hierro para conseguir mayor robustez.

Las cerraduras poseen un cilindro que impide su extracción a través de ganzúas o taladros. Según el modelo elegido y el tamaño de la puerta pueden soportar un peso de hasta 500 kilogramos.

Las llaves suelen estar fabricadas a medida para una puerta en concreto.

Puerta Acorazada

Las puertas acorazadas son más seguras que la puerta blindada, ya que no cuenta con puntos vulnerables.

Son puertas cuya estructura de marco y de hoja están formadas por estructura de hierro o acero y recubiertas de madera.

El mecanismo de cierre se encastra en la estructura del marco para evitar su extracción y las bisagras cuentan con refuerzos que impiden la acción de palancas y otros sistemas de apertura.

¿Cuál elegir?

A la hora de elegir una puerta de seguridad también hay que tener en cuenta la clase o grado de resistencia que tiene frente a ataques. A partir de una clase 3 se puede considerar una puerta de seguridad y que cumple su función de resistencia y protección del hogar.

Y no debemos olvidar que el bombín o cilindro y las llaves son el punto de seguridad más importante de la puerta. A través de esta pieza se accede al mecanismo de apertura de la puerta y girar la cerradura, y es la parte más expuesta a la manipulación por parte de los amigos de lo ajeno.

La cerradura

Instalar una cerradura de alta seguridad dota a la puerta de una gran protección. Dentro de las opciones para completar y aumentar la seguridad de la puerta, puedes valorar:

  • Bombín o cilindro de alta seguridad.
  • Instalación de una segunda cerradura de seguridad.
  • Instalar un cerrojo de seguridad.
  • Instalar un escudo protector.

¿Quieres conocer más? Te asesoramos y aconsejamos teniendo en cuenta los puntos de seguridad, tus preferencias y necesidades. ¿Hablamos?

¿Te ha gustado? Comparte...